borja cartel

Dicen que no sólo de pan vive el hombre y tienen razón, pues, por ejemplo, la lectura también alimenta.

Alimenta el alma y el espíritu, además de que nos enseña a escribir bien, como Dios manda, diría mi abuelita.

Y es que quien, luego de aprender a leer, mantiene el buen hábito de la lectura, podrá compartir, si así lo desea, toda esa información contenida en los libros.

Su alimento, la lectura,  será el alimento de propios y extraños, quienes, al igual que él, se nutrirán con cuentos, novelas y demás lecturas que caigan en sus manos.

Buenas lecturas,  que le harán ver la vida de otra manera, más clara y más sencilla, como lo hacen los más de cincuenta colegas en esta exposición, que promueve la importancia de saber leer y mantener el hábito de la lectura.

 

Esta Publicación tiene$ s comentarios

  1. Francisco soto Reply

    Los felicito, la caricatura es un arte que expresa en solo una imagen agradable un profundo mensaje, me gustaría poder acceder s más imágenes de la historia de la caricatura

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.